Patricia Gaztaņaga
  Mujer actual
 
El diario de Patricia" nació como un programa para verano, ¿qué le ha hecho mantenerse en la programación de Antena 3?
    Bueno, nació como un programa para verano pero era un programa que ya nacía con vocación de futuro. El nacimiento fue en verano pero tampoco estaba claro que fuera a terminar en verano. La cadena tenía muchas esperanzas puestas en él y la posibilidad de que continuara era muy elevada. Simplemente ha ocurrido, como ellos pensaron, que el programa funcionó y, entonces, ¿por qué quitarlo?

¿Es divertido presentar un programa como "El diario de Patricia"?

    Yo, la verdad es que me lo paso muy bien y vivo mucho el programa. Yo me meto en el programa cuando lo estoy haciendo y me divierto mucho, mucho, mucho.

¿Cómo es la mecánica, vosotros presentáis el tema y la gente se pone en contacto con vosotros?

    No exactamente. Ése es uno de los caminos. Nosotros, efectivamente proponemos una serie de temas. Mucha gente nos llama por teléfono y otros nos mandan "e-mails" o se ponen en contacto con nosotros de alguna manera. Ésa es una de las partes por las cuales nosotros conseguimos invitados, pero la otra no tiene nada que ver con que la gente nos llame, es al revés. Nosotros buscamos a la gente adecuada que puede venir al programa.

¿Pensabas, antes de hacer "El diario de Patricia", que había tanta gente rara o diferente?

    Yo no pienso que son gente rara. Pienso que hay de todo en el programa. Hay gente más curiosa, gente que te sorprende más, pero yo no creo que se les pueda llamar raros y, de todas maneras, yo hacía un programa en Euskal Telebista en el que el corte del programa era un estilo a éste. Entonces, yo ya he trabajado de esta manera o con este tipo de idea, sin ser exactamente lo mismo. Pero, afortunadamente, hay gente así, porque yo creo que nos alegra mucho la vida la gente así.

¿Cómo explicas que haya tanta gente dispuesta a desvelar sus intimidades en televisión?

    Yo pienso que esto es una cuestión muy personal. Hay gente más pudorosa y gente menos pudorosa. Es algo que no se puede valor desde ningún punto de vista más que desde el propio. Lo que para mí es algo muy personal y me daría mucha vergüenza contar, igual tú lo valoras de una forma muy diferente y a ti te parece una tontería. Pienso que es cuestión de carácter, de forma de ser y de cómo valora cada uno las cosas. Por eso te digo que, aunque para mí fuera algo que no contaría para la persona que lo está contando no tiene importancia o no tienen ningún problema en compartirlo. Yo creo que simplemente es una cuestión de carácter.

¿Te has encontrado en situaciones difíciles?

    Pues no, la verdad es que no. No ha habido ninguna situación en la que me haya agobiado o haya pensado "Dios, tal…". No, no ha ocurrido. Afortunadamente, eso no ha pasado nunca.

¿Cuándo decidiste que querías ser periodista?

    Bueno yo no soy periodista. No he hecho la carrera de periodismo, quiero decir. Yo no lo decidí. Realmente yo siempre digo que esta profesión me escogió a mí, más que yo a ella. Yo he empezado en esta profesión por casualidad y una casualidad llevó a la otra y otra llevó a la otra y al final, pues aquí estoy. Yo, a medida que iba trabajando, me daba cuenta de que esto me gustaba, pero tampoco tenía claro a dónde me iba a conducir todo esto. Ha sido, un poco, dejarme llevar por esta profesión y, además, sacarle el gusto, divertirme con ella y apreciarla.

    ¿Estás contenta con esta elección?

      Sí, sí, absolutamente. Creo que no sabría hacer otra cosa.

    ¿Piensas que las televisiones autonómicas son un trampolín para los profesionales?

      No sé si trampolín es la palabra. Cuando uno está trabajando en una televisión autonómica se toma el trabajo tan en serio como si está en una televisión estatal. Cuando yo estaba trabajando en Euskal Telebista no estaba pensando en que aquello fuera un trampolín para venir a Madrid. Yo estaba trabajando y tratando de hacer mi trabajo bien y que el programa funcionara y disfrutar con mi trabajo. Entonces, tampoco lo veo como un trampolín. Es una televisión en otro lugar y puedes hacer tu carrera perfectamente allí sin necesidad de tener que dar un salto a ninguna parte. Pero sí me parece normal que las cadenas nacionales se nutran de personas con experiencia, que no son conocidas más que en su autonomía o en donde sea, pero que tienen muchísima experiencia en televisión. Entonces, a la hora de buscar caras nuevas en una televisión estatal es lógico que uno vaya sobre seguro y diga, bueno, cojo a esta persona que sé que, por lo menos, tiene mucha experiencia y sabe hacer televisión.

    ¿Piensas volver a ETB?

      ¿Quién sabe? En principio yo tengo un contrato de dos años con Antena 3 y en estos dos años estaré vinculada a ellos y espero muchos más, claro.

    ¿Y a la radio?

      La radio es algo que veo un poquito lejos en estos momentos. Yo estoy muy centrada en la tele ahora. No echo de menos la radio, pero tampoco la descarto en un futuro. Pero es que en esta profesión, además, es muy difícil hacer este tipo de planes, porque es como es, porque hoy tienes lo que tienes e igual mañana no tienes nada o tienes el doble, nunca sabes. Yo prefiero pensar en el día a día, en el presente, en el programa que voy a hacer hoy y ya veremos lo que pasa mañana.

    Háblanos un poco de ti, ¿qué música te gusta escuchar?

      Pues a mí me gusta casi todo. Me gustan muchas cosas. En música, siempre de todo, y cuanto más mejor y cuanto más escuche y se pruebe, mejor. Te puedo decir que lo último que me he comprado es el disco de Robert Williams, el de Moulin Rouge y el de Mónica Molina, fíjate que cosas tan distintas. Un poco de todo.

    ¿Y tu última lectura?

      Pues mi última lectura está siendo un libro de Truman Capote que ahí lo tengo, a medio empezar.

    ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

      Me gusta estar con mis amigos, me gusta ir al cine, darme una vueltita, cosas muy normales, viajar.

    ¿Ha cambiado tu vida en algo ser famosa?

      No, la verdad es que no. Sigo haciendo la misma vida que he hecho siempre, de la misma manera y con la misma gente. No.

    ¿Te resulta un poco más difícil ser tú misma?

      ¡Uy no!, en absoluto. No tengo ningún problema. La fama es lo que es y lo que tú quieres que sea. Yo salgo a la calle y la única diferencia entre antes y ahora es que ahora dicen mira la de la tele y ya está. No tiene porqué cambiar mi vida esto.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=